La vieja Gaona

Extraño la vieja Gaona. Esa que era más llana, que mostraba el ocaso cerca de La Rioja y el autopista, y que en ese horizonte me permitía soñar con que quizás alguna vez en ese final tendríamos un mar. Extraño que su paisaje me haga acordar a algún lugar de Córdoba y al final de un subibaja rutero ver las sierras. Me fastidia esa mercantilización política que hizo con ella el peor gobierno democrático de la historia para convertir su marca en huella. Me disgusto con la modernidad productivista y poco estética. Extraño ese aire que tenía distinto, aroma que me permitía augurar, quizás, vivir en un futuro en un pueblo de campo. Reniego de las luces blancas -aunque sean más seguras- porque las lámparas naranjas son más nostálgicas. Extraño esa vieja Gaona aunque nunca fue mi espacio frecuente, y me martillo la cabeza pensando que debería haber pasado más tiempo sentado con un cuaderno en la mano junto a las banderas sudamericanas, anotando las sensaciones que me regalaba.

Reflexión

Juan Manuel Senese View All →

Periodista Deportivo. Profesorado en Comunicación Social (FPyCS. UNLP). Peronista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: