Tus ojos

Parado ante tus ojos que son mar,
que son lago o cielo,
o tantas cosas donde se pueda reflejar
lo que esos ojos exclaman.
Parado. Nunca arrodillado
porque no existe a quien hacerle un rezo
ni se mendigan los abrazos.
Parado. Nunca sentado a la espera,
a la eterna espera sofocante,
porque buscar es parte del deseo
y es parte del juego.
Salir a buscar porque al final del río
donde el horizonte está tieso
están tus ojos de mar, de lago o cielo.
Están los misterios en tu luna azul
que dicen que no, que después dicen que si,
que después enmudecen en un parpadeo,
que arroja acertijos disueltos en el mar
para poder escapar o llegar hasta vos.
Bailan tus ojos sin música, sin ritmos ni convenciones,
se dispersan, disipan toda lógica,
y entender a dónde irá a parar
toda esta parafernalia de palabras inconclusas
es un reto dentro de una caja cristal
azotado por un sonido estentóreo.
Es un tal vez cuando rompen las olas
en una noche de festejos,
es un quizás cuando tus ojos fustigan
a las marcas del pasado
para dejarlas en el olvido.
Parado entonces también es espera,
y es lo que pediste al acelerar los tiempos.
Parado por tus ojos que son mar, lago o cielo.
Pero la línea horizontal del río
también se esfuma cuando una niebla
tapa todo y el reloj se disuelve en el viento.

Poesía

Juan Manuel Senese View All →

Periodista Deportivo. Profesorado en Comunicación Social (FPyCS. UNLP). Peronista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: