Octubre

Y así terminó octubre:
tres amores en el bolsillo
que se fueron perdiendo,
cinco lunas hostiles
y un bandoneón quebrado.
Una victoria sagrada
con ese sabor dulce de lo logrado
cuando no es esperado.
Otra victoria de esas sabidas
donde hay festejo anticipado.
Un par de soles desorientados
entre tanto bardo gris
que pintó el paisaje
fundido de palpitaciones
con más vaivenes
que el subibaja de la plaza
del pueblo que tanto amamos.
Se fue con dos tardes en el río,
con unos días donde tus ojos fueron bandera,
con la cerveza y los giros que da la vida.
Octubre, mes de euforia
que quemó la garganta
y devolvió la esperanza.

Poesía

Juan Manuel Senese View All →

Periodista Deportivo. Profesorado en Comunicación Social (FPyCS. UNLP). Peronista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: