Petricor

La noche y el perfume del petricor,
fintas que hago en la guerra del tiempo
que dejó huellas en el asfalto.

Respiro profundo para entrar en clima:
podría vivir una eternidad en ese aroma.

La luna tan amarilla,
espectacularmente afiebrada, llena,
cargada de tantas miradas y promesas,
me acompaña con sus grises,
con su nostalgia y con su entereza.

Remolinos de viento corren,
forman círculos al paso de las hojas:
se avecina la tormenta.

Es la primera vez que disfruto
de la previa antes que llueva.
Veo al mirar en lo hondo de tus ojos
cuántas cosas pueden ser buenas.

Entro en calma, el petricor es dulce,
pienso en vos y es agradable,
la lluvia ya no me asusta como antes.

Te escribo, te pregunto cómo estás,
también contemplas la luna,
la calle se torna de seda etérea,
la vida sosegada.

Te espero para ver juntos

el próximo amanecer.

Poesía

Juan Manuel Senese View All →

Periodista Deportivo. Profesorado en Comunicación Social (FPyCS. UNLP). Peronista

1 comentario Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: