Potosí – Buenos Aires

Estaba sentado sobre un cajón de madera maltrecho y húmedo, uno de esos que carga veinte kilos de tomate. Limpiaba con un cuchillo el ajo, mientras el sol le pegaba de espalda. De frente su pequeña verdulería en la esquina de la parada del colectivo. Detrás suyo la calle y la bicicletería en la vereda de enfrente.

Raspaba una y otra vez, mientras pensaba en la repetición constante de ese acto con la riestra entera. Recordaba su Potosí querido: la iglesia franciscana del centro que apunta al Cerro Rico, donde años atrás se había casado; los pequeños pasajes que caminaba hasta el mercado; la Casa de la Moneda, las aguas termales, y el estilo colonial de una ciudad atrapada culturalmente en el tiempo. El ajo ya iba quedando a punto para ser guardado.

El local tenía separado unos escasos metros, detrás de una pared hecha con durlock, para su anafe, su televisor con un reproductor de DVD donde escuchaba canciones de Cristo, y una cama para dormir la siesta en esas horas que le quedaban entre las 13:00 y las 16.30 cuando volvía a atender al público.

La vida se hacía un tanto opaca, aunque encontraba en sus hijos, garantías para seguir caminando. El calendario se iba tachando, pero aletargado, y el 8 de junio no acontecía: esperaba con ansías regresas a la Villa Imperial ¡Ay, Bolivia! Cuánto lo extrañaba, pero no la echaba de menos.

Se sentía identificado con Evo, despotricaba contra los corruptos, y pensaba en cómo explicarles a sus hijos que, en esta parte del mundo, nacer pobre era probablemente una condena a trabajar sin parar -si tenían suerte de encontrar un empleo-, incluso cuando el corazón extrañando se sentía cansado, o cuando el cuerpo ya se encontraba deteriorado. El ajo ya limpio le marcaba el final del primer turno: una mañana menos y unas horas más cerca de sus paisanos.  

Microrrelatos

Juan Manuel Senese View All →

Periodista Deportivo. Profesorado en Comunicación Social (FPyCS. UNLP). Peronista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: