El otoño que se va

Otro otoño que de a poco se va;

un invierno que deseamos no sea tan cruel;

que el viento gélido de la noche no nos extirpe la piel,

y nos susurre al oído una identidad

que no se forje en el camino de la soledad.

 

Deambulamos en el limbo entonces,

especulando si es válido amar,

si es preferible resistir y callar,

si el frío no nos aconseja mal,

para no sufrir una derrota más.

 

Retrocedemos en el torbellino,

ese que ayer nos arrastró a soñar

que el calor de nuestras camas

era la herramienta más estratégica

para vencer a la estación de la necesidad.

 

Y la neblina nos llevó a cualquier lugar

pero al final de la inevitable deriva

nuestros ojos se vuelven a enfocar,

y en algún punto de la ciudad,

nuestros cuerpos se vuelven a encontrar.

 

Entonces el otoño confuso que se nos escapa

y el invierno que todavía no llega a ser,

no depara alguna táctica mejor

que seguir ensamblando entre dos

paraísos distintos de los que dudamos hoy.

 

 

Poesía

Juan Manuel Senese View All →

Periodista Deportivo. Profesorado en Comunicación Social (FPyCS. UNLP). Peronista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: