Después del abismo

Jugar a estar más allá de los límites

que lo físico te deja crear;

en los domingos opacos

que lanzan dagas a la espalda,

clavando soledad.

Refugiarse en los lugares que se quiere estar:

en la orilla del Titicaca tomar unos mates más

para afrontar la tarde despintada

y romper los moldes pesados

de la exasperante ansiedad.

Andar por fuera de la tierra,

caminar por el borde del abismo

respirando la locura de desaparecer,

estallando la cabeza bombeada

de tanta basura que no permite rearmar.

El filo del cielo desandar,

la línea del vacío poder aspirar,

para rastrear otras apreciaciones

que nos contengan del universo

que nos toca transitar.

Romper los límites de lo pactado,

las convenciones abroqueladas

que hace tiempo aprietan la garganta,

en busca de un nuevo destino

que nos permita volver a crear.

Nadar en el borde del horizonte

donde el sol lima sus últimos segundos

hasta despertar en el amanecer;

aprovechar esa oscuridad

para forjar identidad detrás del poder.

Poesía

Juan Manuel Senese View All →

Periodista Deportivo. Profesorado en Comunicación Social (FPyCS. UNLP). Peronista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: