Marzo

Marzo, vestido de primero de enero,

cuando la llama vuelve a encender

las luces de los primeros pasos

de pies buscando el mismo ocaso.

 

Por las rejas de la ventana superior

entran las hojas pintadas de amarillo

mientras el árbol se desnuda

y se va el verde que dejó el sol:

 

Como una exposición natural

o como un retrato que encrudece

una realidad que se vuelve brutal

del comienzo de la rutina que obedece.

 

Marzo, interminable agotamiento

del tiempo que nunca pasa,

aletargado sufrimiento de empezar

a desandar todo una vez más.

 

Marzo, el inicio del año sin fiesta,

el de las horas más largas,

el que apaga más temprano al sol,

el que nos va quitando calor.

 

Marzo, frenesí incontrolable

de recuerdos que se escaparon

volando tan fugazmente

que nos dejaron aún varados.

 

Marzo que no es solo marzo:

es domingo de lluvia por la tarde,

es lunes de correr por el hambre,

es fiebre que sube hasta inmolarnos.

 

Marzo, el inicio sin fin.

 

 

Poesía

Juan Manuel Senese View All →

Periodista Deportivo. Profesorado en Comunicación Social (FPyCS. UNLP). Peronista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: