Micro mundos viajeros

Un niño de 10 años sentado en el tren jugando con el celular de su madre. Dos jóvenes mirándose de reojo y esbozando una sonrisa: uno escribiendo en su pantalla táctil y el otro leyendo atentamente. Una señora que habla a los gritos porque la aplicación del banco no le funciona bien en su dispositivo móvil, y no logra pagar a tiempo la factura de gas que encima el precio le vino por las nubes.

Una muchacha ingresa a la estación Retiro en plena hora pico. 18:11 marca la aplicación “Trenes en vivo” como horario de partida. Corre para alcanzar una puerta abierta y en el último suspiro llega ingresar al último vagón. Apretada entre tantas personas que van con destino al norte del Gran Buenos Aires, se siente satisfecha de haber tenido la suerte de contar con esa pequeña ayuda que no la hizo esperar 15 minutos más al próximo tren. De antemano sabía a qué anden debía correr. Su esfuerzo valió la pena.

Ingresó y apenas pudo mover su mano derecha abrió el Whatsapp. Miró fijo, se tomó un segundo para respirar tranquila y comenzó a contestar. Serían 10 minutos exactos hasta llegar a la primera parada, Lisandro de la Torre. Durante esos instantes, jamás pudo ver pasar el hipódromo desde arriba de la formación ni mucho menos observar cuanta gente estaba cometiendo la misma acción que ella. Siguió escribiendo. Conseguir notas para el programa radial era su necesidad primordial. 6, 7 u 8 charlas podía tener de jugadores o técnicos esta productora de una tira semanal de fútbol. Concentrada, recibía números, los guardaba y mensajeaba. No había tiempo para más.

Luego de pasar Lisandro de la Torre, por fin pudo despejar su cabeza por un instante de aquella cantidad de charlas incesantes. Tomó unos segundos para ella y pensó en relajarse: abrió Facebook, comentó una foto de la amiga que estaba en el mismo tren -pero en la parte de delante de la formación-, y que había compartido la imagen en medio de los apretujones del Mitre. No obstante, aún le faltaba revisar que había sido de su actividad en Twitter. Utilizó la red del pajarito para mirar que otra amiga también estaba viajando. Se quejó y en menos de 143 caracteres puso: “viajar así es un infierno”.

Había pasado Núñez y solo restaban unos minutos para bajar en Estación Rivadavia. El gran desafío era llegar hasta la puerta. De tantos empujones había quedado casi a mitad de vagón. Aquella misión podía ser una de las más difíciles de su vida: no podía soltar su celular que le ocupaba toda la mano derecha. Además, lograr que el pasajero de al lado te escuche también era casi impensado. Todos estaban concentrados en sus propios auriculares, en micro mundos viajeros. Por fin llegó Rivadavia y el final de su recorrido. Empujó de acá para allá y gastó garganta al ritmo del cantito “permiso, permiso, permiso”.

En todos esos 20 minutos de viaje, no había podido distinguir caras, objetos, ni mucho menos conversaciones ajenas. No se había dado cuenta tampoco con quienes había compartido viaje –solo sabía que sus dos amigas estaban allí cerca gracias al Facebook y al Twitter-. Caminó un par de cuadras hasta encontrar la paz que le penetró al entrar en la soledad del Espacio Memoria. Al fin levantó la cabeza. Logró mirar al cielo por unos instantes y largó una lágrima llena de melancolía. Se sintió libre de toda la tecnología que la abrumaba. Pensó en todas aquellas voces que hablaban dentro del tren pero ninguna lo hacía entre si ¿Cuántas habrán sido charlas con amigos que viajaban en el mismo momento también en el Mitre? No lo sabía. Sin embargo, se dio cuenta que todos esos minutos los había perdido. Se sentó en el pasto mientras la luna la observaba. Apagó el celular, cerró los ojos, y sintió que al fin estaba viva.

Cuentos Relatos

Juan Manuel Senese View All →

Periodista Deportivo. Profesorado en Comunicación Social (FPyCS. UNLP). Peronista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: