El terrorista trabajador

Un hombre por demás alto. Sus piernas se tornan interminables si uno comienza a mirar desde abajo. Los brazos fornidos de tanto trabajo. Su piel de tez morena les daría a quienes están sumergidos en las construcciones hegemónicas, motivos para dudar de sus derechos. El sol penetra y él comienza a sudar. Cae una gota por su cara desgastada. Su mirada firme pende de los ojos marrones llenos de convicción. Una barba espesa que aún agrava más la situación. Tres lunares rodean su pómulo. Dos huecos se pronuncian con alguna sonrisa pasajera. El paso de los años, la experiencia absorbida en la calle, se reafirman en cada cicatriz que marca alguna parte de su cuerpo. A simple vista, parece el estereotipo de terrorista que la industria cultural del norte forma en el imaginario social. En otras tierras, un simple trabajador.

Microrrelatos

Juan Manuel Senese View All →

Periodista Deportivo. Profesorado en Comunicación Social (FPyCS. UNLP). Peronista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: